Marcela no dejó hablar a Carla


 

Que buena forma encontró la actriz Carla Sala, para evadir las picantes preguntas del presentador de “El Club de la mañana”, Angello Barahona, cuando acudió al programa vestida de Marcela Rendón, personaje que caracteriza con altos ribetes en la telenovela “El Exitoso Licenciado Cardoso”.

* Angello no se salió con la suya

“El rey de la farándula” se quedó con un “palmo de narices”, Marcela Rendón le “cosió la boca” a Carla Sala. No la dejó hablar. Solo dejó aflorar la extrovertida personalidad, que demuestra en el dramatizado. Angello se dio “contra la pared” tratando de averiguar sobre la vida privada de Sala, pero nada. Rendón hizo y deshizo en el set del espacio matutino.

* Reina de la actuación

Muy gracioso resultó observar al “as” de las entrevistas, tratando de averiguar, a través de Rendón, todo lo relacionado sobre la relación entre Carla Sala y Jack Delphi.

Se sorteaban preguntas como: ¿Para cuándo habrá boda?. ¿Qué tal era la convivencia con su pareja? y hasta se metió con el lado “flaco” de la ex presentadora del Noticiero de TC Televisión, su profundo amor por los animales. Se mencionó también a Gustavo Navarro, pero ninguna de esta preguntas hicieron reaccionar a la actriz.

Logró librarse de las “garras” de Barahona, pues no hubo poder humano, que sacará de su personaje a la guapa “ex symbol” de los varones ecuatorianos.

* Le huye a los chismes

Nos contaron que Sala no quiere saber nada de la prensa rosa, y prefiere que la conozcan revestida de sus personajes.

Dicen que le huye a las comentarios y sobre todo aquellos que dañen su integridad. Por lo que es muy cuidadosa de su vida privada, porque no le gustaría que lastimen a su familia por algún mal entendido.

Lo increíble fue, que nunca la producción pudo poner ni un solo video, que refrescara la memoria de Carla. Su paso por la “Feria de la alegría”, los calendarios donde posó con poca ropa, ni su participación en “7 lunas 7 serpientes”. Hubiera sido bueno. De pronto Rendón enmudecía y dejaba hablar a nuestro talento, que de seguro bastante tiene que comentar sobre esa época. (AH)